Compartir esta publicacion

Tabla de contenido

Introducción

La fabricación aditiva (AM), también conocida como impresión 3D, es un enfoque transformador de la producción industrial que permite crear piezas ligeras y duraderas directamente a partir de modelos digitales. Uno de los factores clave de la tecnología AM es el desarrollo de materiales avanzados que pueden procesarse para crear componentes tridimensionales complejos con propiedades mecánicas superiores. Materiales AM son esenciales para producir piezas de alta calidad utilizando métodos de impresión 3D. Este artículo ofrece una visión en profundidad de los materiales de AM, incluidas las propiedades clave, las categorías, los metales, los polímeros, las cerámicas y los materiales compuestos, entre otros.

Materiales de AM

Los materiales de AM son materias primas como metales, polímeros, cerámicas y materiales compuestos que se utilizan como materia prima en los procesos de impresión 3D. Las propiedades de los materiales de AM tienen una gran influencia en el rendimiento mecánico, la precisión, el acabado superficial y otras características de las piezas impresas. Los materiales para AM deben poseer determinadas características:

  • Capacidad de conformarse en filamento, polvo, resina u otros formatos requeridos por las diferentes tecnologías de impresión 3D.
  • Capacidad para fluir, fusionarse o unirse durante el proceso de construcción capa a capa.
  • Suficiente integridad estructural y resistencia para formar objetos 3D complejos sin defectos
  • Atributos metalúrgicos, químicos y microestructurales para obtener las propiedades requeridas de los materiales en las piezas acabadas.

Las categorías de materiales de AM más utilizadas son los metales, los polímeros, la cerámica y los materiales compuestos. Cada material tiene propiedades distintas que se adaptan a las diferentes aplicaciones de la fabricación aditiva.

amaterial
Polvos metálicos PREPED

Propiedades clave de los materiales para la AM

Hay varias propiedades importantes de los materiales que determinan su idoneidad y rendimiento en los procesos de AM:

Imprimibilidad

La imprimibilidad se refiere a la capacidad de un material para ser procesado por máquinas de impresión 3D en objetos precisos y robustos. Los materiales necesitan propiedades como un flujo de fusión adecuado, una morfología de partículas y un comportamiento de dispersión para poder imprimirse con éxito.

Fuerza

Los materiales de AM deben tener una gran resistencia para soportar fuerzas y conservar su forma sin agrietarse ni deformarse en las piezas acabadas. La resistencia es importante en los componentes que soportan peso.

Dureza

La tenacidad es la capacidad de absorber tensiones mecánicas o térmicas sin fracturarse prematuramente. Los materiales de AM requieren una buena tenacidad para producir componentes duraderos.

Propiedades térmicas

La temperatura de fusión, la cinética de solidificación y la conductividad térmica adecuadas permiten fundir, depositar y solidificar los materiales AM capa a capa con precisión durante la impresión.

Propiedades reológicas

El comportamiento de flujo y viscosidad de los materiales AM fundidos o depositados influye en la precisión y el acabado superficial de las piezas impresas. Unas propiedades reológicas ideales favorecen un flujo y una unión suaves.

Densidad

Los materiales de AM deben presentar una alta densidad en las piezas acabadas para proporcionar funcionalidad, calidad superficial e integridad estructural a los componentes impresos. Una densidad menor puede comprometer el rendimiento mecánico.

Categorías de materiales de AM

Hay cuatro categorías principales de materiales utilizados en la fabricación aditiva:

Metales para AM

Los metales se procesan habitualmente mediante procesos de fusión de lecho de polvo y deposición de energía dirigida AM. Los metales más populares son:

  • Acero inoxidable - Su excelente solidez, resistencia a la corrosión y biocompatibilidad lo hacen ideal para piezas fabricadas en los sectores aeroespacial, automovilístico, médico y muchos otros. Se utilizan varios grados de aleación, como 316L, 17-4PH, 15-5PH.
  • Aluminio - Conocido por su ligereza, propiedades térmicas y resistencia. Se utiliza en componentes aeroespaciales, piezas de automoción, intercambiadores de calor y bienes de consumo. La aleación 6061 es muy popular.
  • Titanio - Metal extremadamente resistente pero ligero muy apreciado en aplicaciones aeroespaciales. Las calidades incluyen Ti6Al4V y Ti64. Ofrece biocompatibilidad para implantes médicos.
  • Aleaciones de níquel - Superaleaciones resistentes al calor y la corrosión a base de níquel, como Inconel 625 y 718. Se utilizan para herramientas, álabes de turbinas y piezas en entornos extremos.
  • Cobalto-cromo - Aleaciones de cobalto y cromo que ofrecen gran resistencia, dureza y biocompatibilidad para implantes ortopédicos y dentales.
  • Metales preciosos - Oro, plata y metales y aleaciones del grupo del platino utilizados principalmente para joyería, electrónica y piezas decorativas.

Polímeros para AM

Los polímeros termoplásticos y fotocurables se procesan mediante métodos de AM de extrusión de material, fotopolimerización en cuba o fusión en lecho de polvo. Algunos polímeros comunes de AM:

  • ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) - Resistente y ligero, se utiliza para prototipos y piezas de uso final como carcasas y componentes de automoción.
  • PLA (ácido poliláctico) - Fabricado a partir de almidón de maíz. Se utiliza para envases sostenibles, envases alimentarios y bienes de consumo. Ofrece una gran rigidez.
  • Nilón - El nilón de grado de ingeniería ofrece una excelente resistencia, dureza y resistencia térmica. Se utiliza para piezas de uso final y prototipos funcionales.
  • Fotopolímeros - Resinas fotocurables que se endurecen con luz ultravioleta. Se utilizan en estereolitografía e impresión 3D por inyección de tinta. Ofrecen gran precisión y calidad superficial. Algunos ejemplos son las resinas epoxi y acrílicas.

Cerámica para AM

La cerámica y el vidrio ofrecen una gran resistencia al calor. Los métodos de producción incluyen el chorro de aglutinante, la extrusión de material y la estereolitografía. Entre los materiales cerámicos para AM se incluyen:

  • Alúmina (Al2O3) - Cerámica de alta resistencia utilizada en componentes aeroespaciales y piezas aislantes. Ofrece resistencia a la corrosión y estabilidad térmica.
  • Zirconia (ZrO2) - Su extrema dureza la hace adecuada para herramientas, insertos de corte y piezas resistentes al desgaste. Se utiliza en restauraciones dentales.
  • Carburo de silicio (SiC) - Cerámica dura y ligera que se utiliza cuando se necesita gran rigidez y resistencia térmica. Se utiliza para fabricar espejos y piezas de semiconductores.

Composites para AM

Los materiales compuestos de AM incorporan dos o más materiales constituyentes, como polímeros, cerámicas o metales. Esto permite adaptar propiedades como la resistencia, la dureza, la conductividad, etc. Algunos ejemplos son:

  • Polímeros reforzados con fibra de carbono - Elevada relación resistencia-peso. Se utilizan para construir estructuras y componentes ligeros para la industria aeroespacial y automovilística.
  • Compuestos de matriz metálica: partículas de cerámica como el carburo de silicio se combinan con aleaciones de aluminio mediante DED AM para crear propiedades mejoradas. Se utilizan para fabricar componentes de misiles, piezas de aviones, etc.
  • Composites de resina fotopolimérica - Mezcla de fotopolímeros y partículas cerámicas para combinar dureza y rigidez. Se utiliza para imprimir en 3D restauraciones dentales.
amaterial
Polvos metálicos PREPED

Metales para la fabricación aditiva

Los metales representan la mayor parte de los materiales utilizados en AM. Los metales más populares para la impresión 3D son el acero inoxidable, el aluminio, el titanio, las aleaciones de níquel y el cromo-cobalto.

Acero inoxidable

El acero inoxidable es uno de los metales más utilizados actualmente en AM. Ofrece una excelente combinación de alta resistencia, buena ductilidad y tenacidad a la fractura, resistencia a la corrosión y al desgaste y biocompatibilidad. Para la AM se utilizan diversos grados, como 316L, 304L, 17-4PH, 15-5PH, aceros martensíticos y aceros dúplex. Las piezas impresas en acero inoxidable incluyen componentes de naves espaciales y cohetes, impulsores, válvulas, instrumentos quirúrgicos y piezas de automoción.

Aluminio

Las aleaciones de aluminio como AlSi10Mg poseen propiedades como baja densidad, buena conductividad térmica y excelente resistencia que las hacen atractivas para la AM. Entre sus principales aplicaciones se encuentran los complejos componentes de fuselajes, motores y drones en el sector aeroespacial, piezas de automoción como ruedas, bastidores y cilindros, estructuras ligeras personalizadas para deportes de motor, intercambiadores de calor y bienes de consumo. Las ventajas sobre la fabricación convencional incluyen topología optimizada, consolidación de piezas y resistencia a la fractura.

Titanio

Las aleaciones de titanio se valoran en aplicaciones aeroespaciales por propiedades como su elevada relación resistencia-peso, resistencia a la fractura, vida a la fatiga y resistencia a la corrosión. Más del 75% del uso de titanio AM se destina al sector aeroespacial. La aleación más popular es Ti6Al4V, seguida de Ti64. Las piezas de titanio AM incluyen componentes estructurales de fuselajes, álabes de turbinas, piezas de naves espaciales e implantes óseos ligeros que se integran bien con el tejido biológico. Los retos son el elevado coste de los materiales y las dificultades de mecanizado del titanio AM.

Superaleaciones de níquel

Las superaleaciones con base de níquel aprovechan sus ventajas, como el mantenimiento de las propiedades mecánicas a altas temperaturas y la resistencia a la corrosión y la fluencia, para ser ampliamente utilizadas en entornos extremos. Entre las aleaciones más comunes están Inconel 718, Inconel 625 e Inconel 939, impresas por métodos DED o de lecho de polvo. La AM se utiliza para fabricar álabes de turbina, utillaje, componentes de motores de cohetes y piezas en las industrias nuclear, de procesamiento químico y energética.

Aleaciones de cromo-cobalto

Las aleaciones de cobalto-cromo como el CoCrMo poseen una gran dureza, resistencia y excelente biocompatibilidad. Son los metales más utilizados para imprimir prótesis dentales como coronas y puentes, así como implantes ortopédicos de rodilla, cadera y hombro. La AM permite diseños personalizados y estructuras reticulares en implantes con propiedades mecánicas similares a las del hueso e integración porosa con el tejido. El reto es conseguir acabados superficiales lisos.

Polímeros para la fabricación aditiva

Los polímeros se procesan habitualmente mediante métodos de extrusión de material, fusión de lecho de polvo y fotopolimerización en cuba. Los termoplásticos como el ABS y el PLA se utilizan ampliamente para modelos conceptuales, prototipos funcionales y piezas de uso final en todos los sectores. Los fotopolímeros permiten obtener acabados suaves y características finas.

ABS - Acrilonitrilo butadieno estireno

El ABS ofrece propiedades como alta resistencia al impacto, tenacidad y resistencia a temperaturas relativamente altas que lo hacen adecuado para la impresión 3D de geometrías complejas. El ABS se utiliza en modelos conceptuales visuales, prototipos de bienes de consumo, piezas de automoción, carcasas y ensamblajes a presión en los sectores aeroespacial, sanitario e industrial. Entre sus limitaciones se incluyen una temperatura máxima de trabajo inferior a la de los metales y una resistencia limitada a los rayos UV.

PLA - Ácido poliláctico

El PLA es un termoplástico biodegradable derivado del almidón de maíz renovable o de la caña de azúcar. Se utiliza ampliamente en la impresión 3D de diversos productos como envases de alimentos, bolsas de té, botellas de agua, así como implantes médicos y andamios que pueden degradarse de forma segura dentro del cuerpo. Entre sus ventajas se incluyen una gran rigidez, baja toxicidad y temperaturas de impresión relativamente bajas. Las limitaciones son la baja resistencia al calor y la baja resistencia al impacto.

Nylon

El nailon ofrece una excelente resistencia a la tracción, acabado superficial, resistencia química, resistencia a la abrasión y flexibilidad. Esto lo hace útil para prototipos funcionales y piezas de uso final como engranajes, herramientas, componentes de soporte de carga, contenedores de alimentos, etc. en automoción, bienes de consumo y aplicaciones industriales. El polvo de nailon puede procesarse mediante técnicas de sinterizado selectivo por láser y fusión multichorro. La superficie de baja fricción permite aplicaciones de contacto por deslizamiento de bajo desgaste.

Fotopolímeros

Las resinas fotopolímeras de curado UV permiten una precisión y un acabado superficial extraordinariamente altos en procesos de AM como la estereolitografía y el procesamiento digital por luz. Los fotopolímeros se solidifican rápidamente cuando se exponen a la luz UV. Los materiales incluyen resinas epoxi, acrílicas y de acrilato utilizadas para fabricar lentes, modelos médicos, joyas, implantes, piezas de fundición de alta precisión para la industria aeroespacial y otros componentes de calidad crítica. Entre sus limitaciones se encuentra su menor resistencia en comparación con los termoplásticos industriales.

Cerámica para fabricación aditiva

Las cerámicas poseen una gran resistencia y dureza a temperaturas elevadas, un buen aislamiento eléctrico y propiedades de baja expansión térmica. Esto las hace útiles para componentes de sección caliente en motores de turbina, sistemas de protección térmica y otras aplicaciones en las que se necesitan materiales refractarios. La AM permite geometrías cerámicas complejas inalcanzables con los métodos convencionales.

Alúmina

La alúmina u óxido de aluminio Al2O3 ofrece una dureza, resistencia al desgaste, resistencia a la corrosión y estabilidad térmica muy elevadas. La AM se utiliza para fabricar componentes de alúmina de alto rendimiento para aplicaciones aeroespaciales y astronáuticas. Las piezas incluyen toberas de cohetes, escudos contra la radiación y componentes de aislamiento térmico, aprovechando las libertades de diseño que permite la AM. Entre sus limitaciones figuran una menor resistencia a la fractura y a la tracción, que puede provocar fallos inesperados en las piezas acabadas.

Zirconia

La extrema dureza, resistencia al desgaste y baja conductividad térmica de la zirconia ZrO2 la hacen útil para la fabricación AM de herramientas de corte, brocas, matrices de extrusión y otros componentes sometidos a un gran desgaste. En odontología, se utiliza para imprimir restauraciones dentales estéticas y resistentes, como coronas y puentes, que imitan el aspecto de los dientes naturales. La distribución fina del tamaño de las partículas es fundamental para conseguir una alta densidad y rendimiento de las piezas acabadas de zirconia.

Carburo de silicio

El carburo de silicio SiC posee una dureza y una resistencia muy elevadas, especialmente a altas temperaturas, por encima de la capacidad de los metales. La AM es ideal para fabricar espejos de SiC, componentes ópticos y estructuras para telescopios espaciales, donde las oscilaciones de temperatura son enormes. En la Tierra, el SiC se utiliza en la AM de equipos de fabricación de semiconductores, pastillas de combustible nuclear y componentes de motores de turbina. Las piezas de SiC suelen requerir un acabado secundario para conseguir superficies lisas como espejos.

Procesos de AM de metales

Los métodos más utilizados para imprimir metales son la fusión de lechos de polvo y la deposición de energía dirigida:

Cama de polvo Fusion

Esto incluye el sinterizado selectivo por láser (SLS) y la fusión por haz de electrones (EBM). El SLS utiliza un láser, mientras que el EBM emplea un haz de electrones para fundir selectivamente partículas de polvo metálico capa por capa basándose en una sección transversal de la geometría de la pieza. Después de cada capa, se extiende y compacta más polvo para la siguiente. El acero inoxidable y el titanio se procesan habitualmente y ofrecen una gran precisión y microestructuras finas. Algunas de sus limitaciones son la lentitud de la fabricación.

Deposición de energía dirigida

El DED enfoca un haz láser o de electrones para fundir alambre metálico, polvo o polvo soplado en puntos específicos para apilar material y fabricar la geometría deseada. La DED se utiliza a menudo para reparar o añadir características a componentes existentes. Sus ventajas son la mayor velocidad de fabricación y la posibilidad de mezclar composiciones metálicas. Sin embargo, la precisión y el acabado superficial son inferiores a los de la fusión en lecho de polvo.

Procesos AM de polímeros

Los termoplásticos se procesan habitualmente mediante métodos de extrusión de material y fusión de lecho de polvo. La fotopolimerización en cuba se utiliza para procesar resinas fotocurables en piezas de polímero de alta precisión.

Extrusión de materiales

La extrusión de material calienta filamento termoplástico y lo extruye capa por capa a través de una boquilla para fabricar una pieza. El modelado por deposición fundida (FDM) de Stratasys y la fabricación de filamento fundido (FFF) son tecnologías de extrusión de material muy utilizadas para imprimir en 3D piezas de ABS, PLA, nailon y PC. Entre sus ventajas se incluyen los bajos costes de maquinaria y material. Las desventajas incluyen una menor precisión, una débil unión entre capas y líneas de capa visibles en las superficies.

Cama de polvo Fusion

El sinterizado directo por láser (DLS) utiliza un láser para fusionar selectivamente partículas de polvo de polímero dispuestas en un lecho fino. Después de cada capa, se deposita una nueva capa de polvo y se sinteriza. El DLS puede construir geometrías muy complejas en materiales termoplásticos de producción, como el nailon, con propiedades mecánicas similares a las del moldeo por inyección. La fusión por chorro múltiple (MJF) es un proceso basado en polvo de HP que utiliza agentes de fusión y detalle para obtener unas propiedades isotrópicas y una precisión superiores.

Fotopolimerización en cuba

La estereolitografía (SLA) convierte la resina líquida en objetos 3D sólidos utilizando luz ultravioleta para curar selectivamente la resina fotosensible. El procesamiento digital de la luz (DLP) también utiliza una cuba de resina fotocurable, pero cura cada capa mediante un sistema de proyector de luz. Estos procesos permiten obtener superficies extraordinariamente lisas y captar detalles finos para la fabricación de patrones, piezas de fundición, modelos médicos y patrones de joyería.

Procesos cerámicos AM

Los métodos de inyección de aglutinante y extrusión de material se utilizan popularmente para procesar cerámica y materiales compuestos de cerámica y polímero en piezas impresas en 3D complejas pero robustas.

Chorro aglomerante

En este proceso de lecho de polvo, se deposita selectivamente un aglutinante líquido para unir las partículas de polvo cerámico durante la impresión. Una vez terminada, la pieza verde se sinteriza para quemar el aglutinante y densificar la pieza. Los polvos de alúmina, circonio, carburo de silicio y vidrio se han impreso utilizando el chorro de aglutinante. Permite obtener un alto contenido cerámico en las piezas. Entre sus limitaciones se encuentra la menor densidad alcanzable en relación con la cerámica sólida.

Extrusión de materiales

También llamada robocasting o escritura directa con tinta, la extrusión de material imprime lechadas cerámicas a través de una boquilla para construir estructuras por capas. La composición suele combinar polvo cerámico, monómeros, dispersante e iniciador. Una vez impresas, las piezas se curan y se sinterizan. Los compuestos de carburo de silicio y alúmina con un contenido cerámico >50% pueden imprimirse con este método. Pero la contracción durante el secado y la sinterización puede inducir distorsiones de la forma.

Materiales compuestos AM

La fabricación aditiva permite combinar distintos materiales base, como polímeros, metales y cerámicas, para crear materiales compuestos con propiedades a medida.

Compuestos de matriz metálica

Los polvos metálicos pueden mezclarse con refuerzos duros como el carburo de silicio o la alúmina durante el procesamiento DED para conseguir una dureza, resistencia y resistencia al desgaste superiores a las de los metales no reforzados. Los compuestos de matriz de níquel y titanio se han enriquecido con partículas y nanotubos de carburo de silicio para mejorar la rigidez y la estabilidad térmica de las piezas de la sección caliente de turbinas y motores de cohetes.

Compuestos de fibra de carbono

Las fibras de carbono cortadas o continuas pueden reforzar fotopolímeros en impresión 3D SLA o termoplásticos en FDM/FFF. Esto mejora la rigidez, la resistencia estática, la resistencia térmica y la estabilidad dimensional de piezas como los bastidores de los drones y los componentes interiores de las aeronaves, al tiempo que reduce el peso. Es posible un excelente control de la orientación de las fibras durante la AM.

Composites de resina fotocurables

Los polímeros SLA se combinan con partículas cerámicas y nanotubos para modificar las propiedades de la resina, como el módulo, la temperatura de deflexión térmica, la dureza y la conductividad térmica, en función de los requisitos de la aplicación, al tiempo que se mantiene la precisión dimensional y las ventajas del acabado superficial. Esto permite imprimir en 3D puentes y coronas dentales con mejores propiedades mecánicas y estéticas.

amaterial
¿Qué es el material AM? 4

Ventajas de los materiales de AM

Los materiales de AM ofrecen prestaciones y posibilidades de diseño inalcanzables con la fabricación convencional:

  • Complejidad - A partir de modelos CAD pueden fabricarse directamente estructuras huecas y celulares complejas que serían imposibles de fabricar de otro modo. Esto permite diseños ligeros y optimizados.
  • Personalización - A partir de datos de escáneres médicos, pueden imprimirse en 3D implantes, plantillas y prótesis que se adapten perfectamente a la anatomía del paciente para mejorar la comodidad y recuperar la funcionalidad.
  • Consolidación de la asamblea - La reducción del número de piezas mediante la impresión de componentes consolidados mejora la fiabilidad, reduce los inventarios y permite una producción más rápida.
  • Alto rendimiento - Las direcciones que refuerzan los metales mediante solidificación epitaxial y los compuestos con microestructuras orientadas dan lugar a propiedades mecánicas superiores.
  • Sostenibilidad - La aditivación permite la producción bajo demanda con un mínimo de residuos. Algunos materiales de AM, como los biopolímeros fabricados a partir de fuentes renovables, también contribuyen a la sostenibilidad.

Retos de los materiales de AM

Aunque los materiales de AM ofrecen muchas ventajas, hay ciertos retos que deben abordarse para una adopción más generalizada:

  • Normas - La falta de especificaciones y normas sectoriales para la mayoría de los materiales de AM dificulta la coherencia. La calidad de los materiales puede variar según los proveedores y las tecnologías de impresión.
  • Certificación - Antes de que la AM pueda aceptarse para componentes de producción de uso final, se requiere una certificación y documentación rigurosas, sobre todo en el caso de las aleaciones metálicas utilizadas en aplicaciones críticas de defensa, aeroespaciales y médicas.
  • Defectos - Algunos procesos de AM adolecen de porosidad, microfisuras y defectos de delaminación en las piezas acabadas que comprometen el rendimiento mecánico. Es necesario seguir mejorando las propiedades de los materiales, el control de calidad y los parámetros del proceso.
  • Acabado superficial - El escalonamiento y las líneas de capa de la AM pueden hacer necesario un pulido manual exhaustivo de las superficies. Algunos materiales también presentan rugosidades en la estructura del grano. Es necesario comprender mejor las causas y las soluciones del mal acabado superficial.
  • Coste - Los costes de los materiales de AM suelen ser elevados debido a formulaciones patentadas, proveedores limitados y bajos volúmenes de producción. Aumentar la producción de materiales de AM puede mejorar la competitividad en costes con los materiales convencionales.
  • Anisotropía - Algunas microestructuras AM fuertemente orientadas o estratificadas dan lugar a una variabilidad direccional en las propiedades, como una mayor resistencia paralela a la construcción frente a la perpendicular. La mejora de las técnicas de unión y deposición de materiales ayuda a superar la anisotropía.

El futuro de los materiales de AM

La innovación en materiales de AM es vital para la expansión continuada de la fabricación aditiva. Algunas áreas clave prometedoras para el futuro:

  • Multimateriales - Las piezas únicas que combinan diferentes metales, cerámicas y polímeros permitirán una verdadera multifuncionalidad. Esto se está investigando mediante la impresión 3D con boquillas múltiples.
  • Materiales inteligentes - La impresión 4D incorpora aleaciones con memoria de forma, hidrogeles, elastómeros de cristal líquido para fabricar objetos que reconfiguran su forma/color/transparencia cuando se exponen a estímulos como calor, humedad, luz o campos magnéticos.
  • Biocompatible - Los nuevos materiales de ingeniería tisular y los portadores de células madre impulsarán la adopción de la AM en tratamientos médicos para mejorar la integración y la regeneración.
  • Sostenible - Es necesario desarrollar materiales AM ecológicos y no tóxicos derivados de recursos abundantes y renovables como alternativas a los polímeros derivados del petróleo.
  • Nanocompuestos - Las matrices poliméricas y metálicas reforzadas con nanotubos/nanopartículas para mejorar sustancialmente las propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas abrirán nuevas aplicaciones de alto rendimiento.
  • Herramientas de diseño - La modelización informática multiescala basada en la física de los procesos de AM permitirá mejorar las predicciones de microestructuras y propiedades para la cualificación de nuevos materiales y su optimización.

Conclusión

En resumen, los materiales de AM son facilitadores vitales de componentes funcionales impresos en 3D en todos los sectores. Los metales, los polímeros, la cerámica y los materiales compuestos ofrecen capacidades distintas para producir piezas complejas de alto rendimiento mediante procesos de fabricación aditiva. Aunque existen retos, la innovación en materiales de AM seguirá ampliando las posibilidades de diseño y las ventajas de la tecnología de impresión 3D.

conocer más procesos de impresión 3D

Suscríbete a nuestro boletín

Reciba actualizaciones y aprenda de los mejores

Más para explorar

es_ESSpanish
Scroll al inicio